Bienvenido a Tecnohackers

Tecnohackers » Cultura y Ocio » Biblioteca General Academica y Didactica » Remedios De La Naturaleza
 » 

Mentha arvensis



Autor Tema: Mentha arvensis  (Leído 472 veces)

Desconectado Medea

  • Global Moderator
  • Master
  • *****
  • Mensajes: 7124
  • En Inverness,con Jamie freser
Mentha arvensis
« en: Mayo 27, 2018, 09:39:22 pm »
Mentha arvensis





Una pomada que acaba con el dolor de sus articulaciones mientras duerme

Desde hace 2.000 años, el aceite esencial de Mentha arvensis se utiliza en la India para aliviar las articulaciones hinchadas y doloridas. Y hoy usted también puede beneficiarse de sus efectos con una fórmula revolucionaria de la que ahora mismo voy a hablarle.

Este aceite se extrae de una planta de la familia de la menta y, tras años de estudio, los investigadores occidentales han conseguido comprender su secreto milenario contra el dolor.


Los primeros descubrimientos sobre el aceite de Mentha arvensis se remontan a los años 1880. En esa época, un equipo de investigadores descubrió que actúa directamente al nivel de los receptores opiáceos, las células nerviosas que desencadenan las sensaciones de dolor en nuestro cuerpo.

Cuando se aplica el aceite de Mentha arvensis en el lugar dolorido, se siente inmediatamente una sensación refrescante y calmante.
Después de penetrar en la piel, bloquea rápidamente el dolor, evitando que suba hasta los receptores opiáceos.
El resultado es que el dolor es -literalmente- eliminado.
Desde estos primeros estudios, es incontable el número de investigaciones que han comprobado la eficacia y seguridad del aceite esencial de Mentha arvensis para calmar los dolores en músculos, espalda o articulaciones.
Sobre todo cuando estos dolores son de origen inflamatorio, como en el caso de la artrosis y de todas las formas de reumatismos o artritis.
Las virtudes analgésicas del aceite de Mentha arvensis (también denominado mentol) son tan potentes que se utilizan en el marco de las operaciones quirúrgicas para bloquear el dolor en los pacientes.

Sus poderes analgésicos son comparados incluso a los de la morfina o el opio. Pero con una diferencia mayúscula: el aceite de Mentha arvensis es totalmente inofensivo y no provoca adicción.


Mucho más que un simple analgésico

Nuevos estudios han puesto en evidencia otro dato interesante del aceite esencial de Mentha arvensis. Y es que además de calmar los dolores, se ha descubierto que facilita la penetración de otros activos naturales a través de la piel.
Esa es la razón por la que el nuevo gel para el dolor del que hoy le hablo asocia a este aceite otros cuatro activos naturales, que permiten “alimentar” y regenerar en profundidad los tejidos y los cartílagos de las articulaciones.
Se trata de cuatro nutrientes que forman parte de las fórmulas más eficaces para las articulaciones en forma de complemento nutricional, aunque en esta ocasión se aplican de forma tópica directamente sobre la piel. Se trata de la glucosamina, la condroitina, el metil-sulfonil-metano (MSM) y el harpagofito.
Gracias al aceite de Mentha arvensis, estos activos naturales penetran como un rayo hasta el corazón de las articulaciones para calmar la inflamación dolorosa y reconstruirlas.

- La glucosamina y la condroitina son sustancias naturales indispensables en el líquido sinovial, una sustancia que baña sus articulaciones, las lubrifica y nutre. El problema es que, con los años, las reservas de glucosamina y condroitina disminuyen, lo que explica por qué sus cartílagos pueden endurecerse, agrietarse y provocar dolor. En 2014, un estudio clínico internacional denominado The Moves (“Los movimientos”) proporcionó la evidencia decisiva respecto a la eficacia de tomar un suplemento de condroitina y glucosamina para contrarrestar la artrosis.

- El metilsulfonilmetano (MSM) está presente en cantidades ínfimas en algunos alimentos (huevos, leche, cebolla). Gracias al azufre que lo forma contribuye a mantener en buen estado los tejidos conjuntivos (tendones, dermis profunda, colágeno, cartílago, etc.). En un estudio, el uso de MSM demostró una reducción del 82% del dolor en pacientes artrósicos tras sólo seis semanas.

- El harpagofito es una planta africana a la que también se conoce como “garra del diablo”. Ejerce una acción antiinflamatoria natural. Un estudio publicado en 2003 demostró una fuerte reducción de los dolores articulares en 75 pacientes tratados con harpagofito. El dolor retrocede entre un 25 y un 45%, aumentando la movilidad en la misma proporción.

Cómo utilizarlo

Una simple aplicación sobre la piel en la zona dolorida o atacada por la artrosis cambiará las cosas. Puede utilizar el producto cuando quiera, pero le recomiendo hacerlo a diario para un tratamiento en profundidad. Aplíqueselo por la mañana al despertarse si siente que sus articulaciones están rígidas y doloridas.
Durante el día, antes de salir a pasear, por ejemplo, si teme que sus rodillas le harán sufrir. Durante un esfuerzo, si nota que los dolores se vuelven insoportables o por la tarde, al volver a casa, si las actividades del día han hecho que necesite un consuelo inmediato.
También se lo puede aplicar al acostarse, y ya verá cómo el dolor no vuelve a impedirle dormir.
Sea cual sea la forma en que los dolores se manifiesten, le bastará con una aplicación de este nuevo remedio para calmar inmediatamente el dolor y continuar tranquilamente con lo que estuviese haciendo.
Ponga un poco del bálsamo en la palma de su mano y aplique un masaje circular ahí donde le duela. La fórmula penetra instantáneamente en su piel para alcanzar el punto de dolor más intenso. En varios segundos, sentirá una sensación de frescor que anestesia el dolor.
Continúe masajeando mientras extiende la zona de la aplicación y cuente hasta 30. Después lávese las manos.
Ahora sentirá una agradable sensación de calor. La sensación de alivio se irá extendiendo desde el punto neurálgico del dolor y éste desaparecerá progresivamente.
A medida que pasan las horas cada vez le dolerá menos. Sentirá sus rodillas, hombros, cadera, cervicales o dedos más ligeros y verá que consigue moverlos con mayor facilidad, sin dolor.
No tema ser generoso en las aplicaciones; el bote es grande, le servirá para muchos usos.

Una precisión importante: si usted ya está tomando algún complemento nutricional para sus articulaciones que contiene algunos de los mismos principios activos empleados en este producto, debe saber que es positivo, pues el bálsamo actuará en sinergia con los que toma por vía oral, complementándose sus efectos.
No hay riesgo de sobredosis y puede utilizar perfectamente el “Gel Articulación” de forma local, para un alivio rápido del dolor, mientras el complemento nutricional actúa desde dentro de su organismo.

You are not allowed to view links. Register or Login

Tags:
Tags:

 


SMF 2.0.11 | SMF © 2015, Simple Machines
Paginas Afiliadas
Twitter - FaceBook - Daraxblog
Designed by Smf Personal