Bienvenido a Tecnohackers

Tecnohackers » Cultura y Ocio » Biblioteca General Academica y Didactica » Remedios De La Naturaleza
 » 

Cola de caballo



Autor Tema: Cola de caballo  (Leído 485 veces)

Desconectado Medea

  • Global Moderator
  • Master
  • *****
  • Mensajes: 7048
  • En Inverness,con Jamie freser
Cola de caballo
« en: Octubre 22, 2018, 07:15:55 am »
Cola de caballo


La cola de caballo no suele faltar en ningún herbolario por la variedad de remedios que ofrece para la salud, revelándose como un excelente diurético y remineralizante natural, aunque debe ser usado con precaución.





Propiedades y beneficios de la cola de caballo para la salud


La cola de caballo se impone como un poderoso agente diurético y depurativo, tanto a nivel interno como externo, y no suele faltar de las más celebradas formulaciones herbarias que nos proponen los herbolarios expertos. Destaca así mismo como un potente regenerador celular por su contenido en sílice, lo que hace de ella uno de los mejores recursos herbarios para la reparación de los tejidos dañados. Toma nota de su variada acción terapéutica y déjate aconsejar para incluirla sin problemas en tus remedios naturales habituales.

Las principales indicaciones de la cola de caballo son las que te exponemos a continuación:

Por su alto contenido en sales minerales y vitaminas, la cola de caballo debe recomendarse en primer lugar como un aliado natural para tratar la astenia, la debilidad, estados leves de anemia y para etapas de desarrollo, pero también como apoyo en la vejez y en los periodos de convalecencia.

Actúa como un diurético potente y resolutivo. Se indica para favorecer la emisión de orina y la eliminación de toxinas desde el hígado y el riñón.

Es útil para contravenir la retención de líquidos y los edemas. Se incluye en formulaciones para favorecer la depuración orgánica y la pérdida de peso en personas obesas o con sobrepeso.

Te ayudará a aliviar diferentes afecciones genitourinarias, como la molesta cistitis, uretritis, nefritis y para prevenir la formación de piedras en el riñón.

Se muestra como un antiinflamatorio seguro y eficaz, que une su poder depurativo y desintoxicante para mediar en problemas de tipo reumático, en casos de artritis, artrosis y gota. Te ayudará a eliminar los excesos de ácido úrico y urea.

Las personas hipertensas tienen en la cola de caballo un buen aliado. En tal caso, cabe asociarlas a plantas que refuercen su acción.

Como astringente, antihemorrágica y cicatrizante, la cola de caballo se aplica a nivel externo sobre hemorragias superficiales, hemorragias nasales o epistaxis, sobre heridas, llagas, úlceras dérmicas, sobre dermatitis atópicas por reacciones alérgicas, sobre erupciones, urticarias, pruritos y quemaduras con eritemas.

Bajo este mismo supuesto, la cola de caballo por vía interna, se indica para tratar menstruaciones abundantes, dismenorreas, diarreas estacionales, etcétera.

La abundancia de sílice explica su fuerza para mantener el colágeno y favorecer la elasticidad de los tejidos. Se usa para combatir la sequedad de la piel, las pieles correosas o castigadas, para reparar pieles dañadas y resecas, así como para tratar el acné juvenil.

Es eficaz para tratar úlceras y aftas bucales, llagas e inflamaciones en el paladar y en la lengua, así como diferentes parondopatías y para frenar la hemorragia en las encías.

Las decocciones depuradas de cola de caballo, asociada a otras plantas antiinflamatorias como el aciano, se han destinado a aliviar la inflamación del contorno del ojo y de los párpados.

Por sus virtudes hemostáticas, la cola de caballo se asocia a plantas como el rusco, el ginkgo o el castaño de indias para tratar problemas de insuficiencia venosa, como varices o hemorroides, aplica por vía tópica en baños y lavados.

Ayuda a fortalecer el tejido conjuntivo y los huesos y también por vía tópica se emplea para recuperarse de lesiones deportivas como fracturas leves, esguinces, torceduras, tendinitis y desgarros.

La cola de caballo, en loción o masaje, se usa para regenerar el cuello cabelludo, para prevenir la caída del cabello y para combatir la caspa.

Por su incidencia en la formación de colágeno, la cola de caballo te será de gran ayuda para mantener la uñas fuertes y libre de toxinas, como hongos, bacterias, estrías, etcétera.


Precauciones de uso con la cola de caballo


Los expertos nos confirman que la cola de caballo común Equisetum arvense es más segura que otras especies de cola de caballo afines, como Equisetum palustre, que tienen mayor contenido en alcaloides como la palustrina y son potencialmente más peligrosas a nivel hepático y neuronal.

Otro inconveniente de la cola de caballo es su alto valor en taninos, lo que puede provocar irritación gástrica en personas especialmente sensible a ello.

Por todo ello, se desaconseja tomar cola de caballo por vía oral en:

Durante el embarazo y el periodo de lactancia.

No debes administrarla por vía oral a bebés y a niños menores de 3 años por contener alcaloides activos.

En caso de padecer de episodios recurrentes de gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del colon irritable, propensión a las alergias alimentarias.

En caso de existir bajos niveles de tiamina o vitamina B1, porque la cola de caballo lo puede empeorar.

Si eres diabético, la cola de caballo puede interferir en la absorción de azúcar. Debes consultar con tu médico de confianza para evitar todo riesgo.

Si se tienen bajos niveles de potasio –hipopotasemia–, ya que la cola de caballo puede contribuir a la rápida eliminación de potasio del organismo.

Y en general se recomienda no exceder la dosis y seguir tratamientos de duración moderada, cuando se toma por vía oral. Un consumo prolongado o un sobreconsumo de cola de caballo puede generar trastornos nerviosos, como palpitaciones, cefaleas, dolores ventrales, cólicos, etcétera.

Por otro lado, la toma de cola de caballo puede interferir en la actividad de determinados medicamentos, como antidepresivos, fármacos para la diabetes, diuréticos para el tratamiento de edemas y de la retención de líquidos, etcétera. No dudes de asesorarte si te encuentras en alguno de estos casos.

Cómo se toma la cola de caballo

La cola de caballo se toma tanto fresca como una vez seca, y en los herbolarios la encontrarás en otras presentaciones, que acaso te resulten más cómodas. Estas son las más habituales, y su posología recomendada en función de problema que quieras abordar con su uso:

La planta fresca para decocción, de 30 a 50 g por litro de agua, a tomar 2-3 tazas al día.
La planta seca para infusión, de 10 a 20 g por litro, de nuevo 2-3 tazas diarias.
El jugo de la planta fresca, licuada, una cucharada al día, como tónico para la debilidad y la fatiga.
En cápsulas o comprimidos, de 4 a 6 al día, tras las comidas.
En extracto líquido, como diurético y hemostáticos, hasta 20 gotas en tres tomas diarias, con zumo de frutas o agua.
La decocción para aplicarla por vía externa en compresas, en friegas, lavados y baños parciales.
La decocción depurada para aplicarla en enjuague o gargarismos, en colutorios.
La decocción depurada para aplicarla en lavaojos o colirios.
La decocción para aplicarla en masaje y fricción del cuero cabelludo.
La cola de caballo se incluye en la formulación de diversos productos cosméticos, en jabones, champús, lociones y masajes.
« Última modificación: Octubre 22, 2018, 07:18:21 am por Medea »
You are not allowed to view links. Register or Login

Tags:
Tags:

 


SMF 2.0.11 | SMF © 2015, Simple Machines
Paginas Afiliadas
Twitter - FaceBook - Daraxblog
Designed by Smf Personal